Transformarse Desde Adentro

Todos los días de la vida, somos mujeres distintas. Hay momentos en que somos eufóricas, otros en que necesitamos del silencio; hay días en donde no paramos de trabajar y otros en que no nos movemos de la cama. Todos los días nos transformamos y le damos a nuestra vida un rumbo distinto. Solo basta decidirnos a dejar de ser tímidas y lo logramos, a viajar sin miedo y lo conseguimos. De eso se trata la vida, de tomar decisiones que te cambien, que te hagan mejor y cambiar sin remordimientos. Porque dejar atrás lo que ya no nos gusta, no tiene nada de malo; lo que nunca debemos olvidar es que lo importante es transformarse desde adentro.

Transformar es, como dice el diccionario, hacer cambiar de forma a alguien o algo. Y si nos ponemos a pensar en esa definición, lo único que cambia es la forma, no el fondo. La forma en que vemos la vida, la forma en que vivimos las relaciones, la forma en que entendemo